Consejos para mejorar el bienestar de los empleados y volverlos más productivos

Todas las empresas se han visto alteradas en sus formas de trabajar debido a la crisis sanitaria por COVID-19. La dificultad que trae la incertidumbre no facilita la tarea a los empleadores, ya que tienen que reinventar la organización y su modo de actuar. La felicidad en el trabajo tiene más que nunca un fuerte impacto en la vida personal y profesional. Es por eso que muchas empresas están mejorando las relaciones con sus empleados y se preocupan cada vez más por su bienestar y demandas. Aquí están algunos consejos para lograrlo en tu negocio.

¿Por qué favorecer el bienestar de los empleados?

La felicidad de los trabajadores tiene un efecto directo sobre la productividad y contribuye a mejorar los resultados de las empresas, la creatividad y la innovación. Sin embargo, a pesar del gran número de investigaciones, muchos ejecutivos y empresarios no se dan cuenta de todos los beneficios que pueden obtener. Una empresa que se preocupa por el bienestar de sus trabajadores puede, en última instancia, crear equipos sólidos y motivados, contentos con el éxito de la empresa. Por ejemplo, muchos especialistas aseguran que la felicidad en el trabajo aumenta la productividad de los empleados entre un 12% y 20%.

¿Cómo promover este bienestar en la empresa?

¿Cómo motivar a los empleados y satisfacer sus necesidades? ¿Es posible lograr el equilibrio entre el bienestar personal y el trabajo de los empleados al mismo tiempo que aumenta la competitividad de la empresa? Ante todo, debes descartar dos puntos esenciales:

  1. No trates de tener razón y de imponer tu punto de vista sobre el de tus colaboradores: no siempre tienes razón y corres el riesgo de crear un ambiente negativo en el equipo
  2. No hagas comparaciones entre los miembros de tu equipo.

Mejor intenta conocer bien a tus empleados, sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Refuerza los primeros y estimula los segundos para que mejoren. Para ello, favorece el trabajo en equipo, con un clima de trabajo agradable y capacitación constante.

Escuchar y reconocer: los dos pilares de la felicidad en el trabajo.

Escucha a tus empleados: ¿cuántos de ellos tienen buenas ideas para mejorar la empresa o para hacer las cosas de una manera más eficaz? ¿Por qué no dejas la puerta de tu oficina abierta un día a la semana o solo unas horas? Si logras acercarte a tus empleados e interactuar con ellos, les demostrarás que son importantes para la empresa. ¡Este pequeño cambio de actitud de tu parte puede generar grandes cambios en ellos!

El reconocimiento por el trabajo realizado es a menudo descuidado. De hecho, en la cabeza de algunos dirigentes, el reconocimiento es el salario. Sin embargo, para aumentar el grado de compromiso de los trabajadores, el reconocimiento es un factor importante. Y luego la tendencia es pensar que los asalariados podrían hacer más y esta idea llena de prejuicios es por desgracia la que lleva a los trabajadores a no implicarse. Perciben tu falta de empatía. Así que, primero, mira de forma positiva a tus empleados y resalta lo que hacen bien.

Recompensarlos y valorar su trabajo es fundamental. Si no lo haces, es muy probable que la productividad de tu equipo disminuya con el tiempo. Sin embargo, si te tomas el tiempo para felicitarlos, harán las cosas con más entusiasmo.

Cómo estar atento a las necesidades de tu equipo:

  1. Ofréceles horarios de trabajo flexibles que se adapten a su ritmo de vida personal y que no perjudiquen su funcionamiento. Algunos puestos no requieren la presencia desde las 9 de la mañana.
  2. Da a tus trabajadores la posibilidad de trabajar desde casa cuando las funciones lo permitan.
  3. Delega tareas importantes, que pongan a la vista de todos su valor como colaboradores.
  4. Permite que se vayan antes en la víspera de los grandes puentes o fiestas.
  5. Dales la palabra en las reuniones de equipo y muéstrales que lo que dicen y aportan es importante para ti.
  6. Envía un correo electrónico felicitando a la empresa en su conjunto por los resultados significativos.
  7. Permite que tus empleados puedan vestirse con menos seriedad al menos una vez a la semana.
  8. No te olvides de felicitar a los miembros de tu equipo el día de su cumpleaños.
  9. Pon un buzón de sugerencias donde cada uno pueda expresarse sin restricciones.
  10. Evalúa constantemente la percepción que tienen tus trabajadores sobre el ambiente laboral en el que se desenvuelven.

Si sigues estos consejos para mejorar el bienestar de tus empleados y volverlos más productivos, verás los resultados muy rápidamente. Y no olvides que tú (y tus empleados) pasan mucho tiempo en la oficina: ¡no es sólo un lugar de trabajo, sino un lugar de vida!

Si crees que necesitas de la asesoría de expertos para empezar a mejorar el clima organizacional de tu empresa, no dudes en contactarnos. Smart Clima es una herramienta innovadora que permite hacer un diagnóstico completo de tu entorno laboral, para implementar estrategias de acuerdo a las necesidades de tu organización.

Solicita una demostración y empieza a gozar de los beneficios de un buen clima laboral.